Web informativa sobre anticonceptivos

Anticonceptivos de barrera masculinos -> Preservativo masculino: concepto y función

Preservativo (término proveniente de preservar de la concepción), también llamado condón o profiláctico, es un elemento que se utiliza como método anticonceptivo y de prevención de varias enfermedades de transmisión sexual.

En el caso del condón de varón consiste en una funda que se ajusta a ligera tensión sobre el pene erecto y para su fabricación se usan diversos materiales, siendo el más común de hule látex natural, aunque antes se fabricaron de tejidos animales, y también se hace de poliuretano para casos de alergia al látex.

El condón femenino es una bolsa que forra la vagina y cubre los genitales externos; siendo inicialmente (1993) de poliuretano, lo hay de nitrilo y recientemente se fabrica en látex. Además de cubrir los labios genitales y el clítoris, evita que los testículos estén expuestos a contagio o contagiar virus del papiloma humano-VPH-, como los otros agentes infecciosos -VIH, etc-; también protege de contagio si se usa la vía anal.

Terminología
Generalmente los términos "preservativo", "condón" y "profiláctico" se usan de manera formal. Algunos académicos prefieren el término "condón", ya que sostienen que este dispositivo no tiene una efectividad 97 %, en su función de "preservativo" (preservar de la concepción) o "profiláctico" (profilaxis de ETS o enfermedades de transmisión sexual).

En cada país existe una forma común para referirse al preservativo; así en España se le llama "condón", en Argentina y Uruguay "forro" y "condón", en Chile "condón", "casco" o "gorrito", en México "condón", "gorrito" o "máscara", en Perú "condón", "poncho" o "jebe", esto último por utilizar la palabra "jebe" como sinónimo de "látex"; en otros países "globo" y "paracaídas". En Estados Unidos se le dice rubbers ('gomas', en plural) y en Reino Unido johnny ('juanito') o love glove ('guante del amor').

La función original del preservativo fue la contracepción, ya que retiene en su interior el semen, impidiendo de esta manera su contacto con los óvulos y el subsecuente embarazo.

Diversos estudios científicos comprobaron más tarde que también es útil en la prevención de la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Su efectividad exacta en la prevención de ETS es discutida, pues el preservativo masculino más común, el de hule látex natural, no protege al escroto ni evita las infecciones producidas por epizoonosis (piojo púbico, escabiosis), las verrugas genitales o las lesiones por virus del papiloma humano -VPH-. Por esto, su efectividad para prevenir una ETS ronda en el 95%, mientras que su efectividad como método de control natal es más alta, hasta 97%, cuando se usa de forma apropiada.

Los preservativos masculinos más comunes están enrollados sobre sí mismos y diseñados para aplicarse desde la punta del glande y desenrollarse a lo largo del cuerpo hasta la raíz del pene erecto.
Fuente: wikipedia.org


Preservativo masculino: concepto y función Uso apropiado del preservativo masculino Calidad de los preservativos: pruebas Preservativo masculino: ventajas e inconvenientes